domingo, 1 de noviembre de 2015

ENSAYOS FEMINISTAS

Somos, ya lo saben, feministas a mucha honra y nos gusta, siempre, poder anunciar la llegada de libros de pensamiento feminista. Hoy de nuevo lo hacemos, con tres títulos que ya están en nuestros estantes, y les sugerimos que busquen un ratito para pasar por la Librería, porque son muchos más los que han entrado y poco el tiempo de la librera para colgarlos por estos espacios. Ahí van:

Autora: Aurora Morcillo Gómez
Título: En cuerpo y alma. Ser mujer en tiempos de Franco
Editorial: siglo XXI
Año: 2015
Páginas: 464
PVP: 28,85

Les copio el índice para que no les quepa duda de que tenemos que leerlo y que no puede faltar en las bibliotecas de Historia (tú ya me entiendes, Paqui).




ÍNDICE:
Introducción. El género en lo imaginario. Metáfora histórica
¿POR QUÉ EL CUERPO? 
ESTRUCTURA DEL LIBRO 

I. LA FENOMENOLOGÍA DEL FRANQUISMO. UNA LECTURA NEOBARROCA DEL RÉGIMEN
La ornamentación neobarroca del franquismo 
Mystici Corporis Christi
La eugenesia española 
Conclusión

II. LAS RELACIONES DE GÉNERO BAJO EL FRANQUISMO. EL IDEAL CATÓLICO DE MUJER ESPAÑOLA
Los fundamentos de la auténtica femineidad católica 
Tiempos modernos: los ángeles del hogar 
Las numerosas «Nuevas mujeres» españolas 
Conclusión

III. PERFECTAS ESPOSAS Y MADRES Y OTROS DETERMINISMOS BIOLÓGICOS
El discurso nacionalcatólico sobre el matrimonio de estilo neobarroco
Modernidad, matrimonio y maternidad 
Cómo atraer y enamorar a un hombre
La familia y la sociedad en España: hacia un modelo de familia moderno 
Conclusión

IV. LA ESPAÑOLA CUANDO BESA: MORAL PÚBLICA Y SEXUALIDAD AMORDAZADAS
La base argumental del informe emitido por el Patronato para la Protección de la Mujer en relación con la moralidad pública 
La lucha contra las enfermedades venéreas 
La abolición del año 1956 o cómo comprar amor y consumir sexo

V. LA SECCIÓN FEMENINA DE LA FALANGE COMO GESTORA DE LA FEMINEIDAD FRANQUISTA
El poder de la Sección Femenina
La Ley de Educación Física de 1961 
La crisis de la educación física femenina


Autoras: Pilar Aguilar (sí, también tenemos el de No quise bailar lo que tocaban), Fátima Arranz (y sí, también Cine y género en España), Julia Herce, Maite San Miguel y, como editora, Almudena Hernando (si todavía no se han leído La fantasía de la individualidad, aprovechen y llévense las dos joyas juntas)
Título: MUJERES, HOMBRES, PODER. Subjetividades en conflicto
Editorial: Traficantes de Sueños
Año: 2015
PVP: 14,25

Leyendo el texto que aparece en la página de la editorial (¡magnífica editorial, por cierto!) está claro que en las bibliotecas de Sociología, Psicología, Filosofía y demás es uno de los títulos con los que hay que contar. Ahí va el texto:

"Si hay un mundo en el cual el patriarcado se atrinchera más que en ningún otro, donde resiste casi incólume a los embates del feminismo, ese es el de las emociones y sentimientos, el de la subjetividad. Ese territorio imaginario y simbólico que se asienta en lo más profundo, en aquello que no se dice pero se siente, en aquello de cuyo poder no somos conscientes aunque, finalmente, sea lo que nos haga actuar de una u otra forma.

Este volumen, editado por Almudena Hernando, recoge cinco artículos en torno a la construcción de las subjetividades de género. Al cine y la literatura infantil se dedican los dos primeros, entendidos como dispositivos de reproducción de la desigualdad en tanto colocan en el centro a personajes, deseos y necesidades masculinos. En los conflictos entre las subjetividades creadas como masculinas y femeninas se centran los dos últimos capítulos, mostrando que las diferentes expectativas de identidad y relación con las que crecemos limitan nuestro potencial de entendimiento y encuentro.
El artículo de Hernando profundiza en las bases históricas de estas subjetividades en conflicto, al analizar su relación con el individualismo, el racionalismo, el colonialismo y el capitalismo. El patriarcado consistiría básicamente en un orden lógico que idealiza la razón y niega la importancia de la emoción y los vínculos. Por ello, solo podremos hacerle frente valorándonos como seres relacionales e interdependientes, construyendo una nueva verdad de lo que somos y queremos."


Autora: Ana de Miguel
Título: Neoliberalismo sexual. El mito de la libre elección
Editorial: Cátedra
Año: 2015
PVP: 19,00

Aquí debajo les copio el tremendo índice y ya ustedes verán:


ÍNDICE:
Introducción. Del control de las leyes al mercado de los cuerpos

PRIMERA PARTE
DÓNDE ESTAMOS: DESIGUALDAD Y CONSENTIMIENTO

Capítulo 1: feminismo y juventud en las sociedades formalmente igualitarias
-El mundo en el que han nacido las jóvenes
-El estigma de la palabra "feminismo". Entre el desconocimiento y la descalificación
-Una teoría, un movimiento social y una forma de vivir la vida
-Las armas del sistema patriarcal: entre la invisibilidad y la coacción
-El amor romántico, la violencia y la prostitución como factores de socialización diferencial
-El amor en las revistas para adolescentes/¿as?
-La violencia contra las mujeres
-El tráfico de chicas jóvenes: la prostitución y sus "clientes"
-Jóvenes y feministas: una minoría activa (como siempre)
-Conclusión
Capítulo 2: Reacción: la vuelta al rosa y al azul
-La marca física, los pendientes
-La marca simbólica, el apellido del padre
-Las cosas de casa
-La adolescencia o cómo volver locas a las chicas: ahora Barbie es un insulto
-El determinismo biológico clásico: la ideología de la naturaleza diferente y complementaria de los sexos
-El nuevo determinismo biológico: hormonas, genes y callo rugoso
-Soy feminista pero no quiero dejar de ser femenina. De lo femenino y lo masculino
-Ni mujeres ni hombres, personas: más empatía para los chicos, más realismo para las chicas
-Frente al timo de la igualdad, lo que la igualdad ha hecho por ti
Capítulo 3: Del amor como proyecto de vida al amor como un valor en la vida
-Amor e igualdad: una relación contradictoria
El amor: un clásico del feminismo
-La diferencia atrae, pero lo que retiene es la semejanza
-La mujer nueva y el amor en la sociedad comunista
-Los radicales años sesenta: lo personal es político
-Críticas al amor romántico y propuestas poliamorosas
-Elementos para una visión crítica (no negativa) del amor
Capítulo 4: ¿Revolución sexual o revolución sexual patriarcal?
-Combatir el sistema y la celulitis
-La denuncia de la doble moral sexual: primeras críticas a la sexualidad patriarcal
-¿Revolución sexual o revolución sexual patriarcal?
-La sexualidad no tiene género: Gayle Rubin
-El enfoque queer o hay una sexualidad antisistema
-La pornografía como el modelo de sexualidad
Capítulo 5: La prostitución de mujeres, una escuela de desigualdad humana
-Prostitución y autoconciencia de la especie
-Las prostituidas son mujeres, los puteros son hombres: la perspectiva de género
-La tolerancia con la prostitución, la ideología de la prostitución
-Desplazando el debate: del enfoque del consentimiento de las prostituides a la agencia del cliente prostituidor
-Algunas consecuencias de la normalización y legalización de la prostitución desde la perspectiva de clase
-La prostitución como escuela de desigualdad entre chicas y chicos
-Visibilizar y teorizar al "cliente": poner un espejo ante los hombres que van de putas
SEGUNDA PARTE
DE DÓNDE VENIMOS Y CÓMO LO HEMOS HECHO
Capítulo 6: Los nuevos movimientos sociales
-Del Sujeto Histórico a los nuevos movimientos sociales
-Concepto y características
-Radicalismo y reformismo
-Aportaciones de los distintos enfoques teóricos
Primeros enfoques
El modelo pionero de Smelser
Teorías de la privación relativa
Enfoques de la elección racional
Panorama actual
Enfoques de la movilización de recursos y de la oportunidad política
Enfoques constructivistas e interaccionistas: entre lo político y el giro cultural
La ciudadanía activa, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías
Capítulo 7: El feminismo como movimientos social: políticas de redefinición y políticas reivindicativas
-Praxis cognitiva y redes de acción colectiva
-La democracia sin mujeres: el contrato sexual
-Las políticas de inclusión en la esfera pública: el movimiento feminista en el XIX
-Lo personal es político: hacia una redifinición de la política
-La redefinición de la realidad y las políticas reivindicativas
-Las redes del movimiento: la subversión cultural de la realidad
Capítulo 8: La violencia de género: la construcción de un marco feminista de interpretación
-El movimiento feminista. Políticas reivindicativas y políticas de redefinición
-El marco de interpretación patriarcal sobre la violencia
-Los inicios de un nuevo marco: la violencia contra las mujeres en los clásicos del feminismo
-La elaboración de un marco estructural: los radicales años sesenta
-Del marco teórico a las reivindicaciones políticas: el debate en torno al derecho penal
-La Consolidación académica del marco feminista: los estudios de género
-La difusión del marco de la violencia de género en el caso español
Capítulo 9: La deconstrucción de los mitos patriarcales: del miedo de los hombres a las mujeres
-El miedo como factor de socialización
-Alta filosofía y cultura popular: la extraña pareja
-Del supuesto miedo de los hombres a las mujeres autónomas
- Capítulo 9. La deconstrucción de los mitos patriarcales: del miedo de los hombres a las mujeres
TERCERA PARTE
HACIA DÓNDE QUEREMOS IR: MUJERES Y HOMBRES JUNTOS
Capítulo 10: El sujeto del feminismo: lo que nos une, lo que nos separa, lo que nos hace avanzar
-El difícil camino hacia la construcción del "nosotras las mujeres"
-El cuestionamiento de las mujeres como sujeto del feminismo
-Signos de vuelta al "nosotras las mujeres"
-Conclusiones
Capítulo 11: Sinn feminismo no hay revolución: un mundo con rumbo (una escuela de igualdad)
-La experiencia de las traiciones en las revoluciones
-Las democracias masculinas
-La causa siempre aplazada
-La segunda ola, El Movimiento Antisistema y la autonomía del feminismo
-Todo para el pueblo pero sin las mujeres (al menos sin las pesadas feministas)
-Los privilegios masculinos y los neomachismos: ¿ceguera o resistencia numantina?
-La reacción contra la "ideología de género" y las "feminazis"
-Rebelarse contra la alienación masculina: ¿dónde está el hombre nuevo?


Y después de semejante índice, pues ya saben, a estudiar. (Por cierto, no sé a qué vinieron las líneas blancas, pero no encuentro tiempo de volver atrás).

Tengan feliz semana y no se olviden de pasar por la Librería

jueves, 22 de octubre de 2015

UN ILUSTRADO PARA TODAS LAS EDADES Y OTRAS RECOMENDACIONES

Venga, vamos a ponerle ritmo y color al otoño, que las nubes ya se encargan de ponernos el olor a tierra mojada. Venga, vamos a escuchar a Lila Down , a morder un trocito de chocolate con chili y a recomendar un bellísimo libro (¿álbum?) ilustrado que acaba de sacar Faktoría de Libros y que me recomendó mi admirada Heide Braun, la imprescindible librera de sidecar libros sobre ruedas. El libro se titula Animales que hacen cosas en silencio (bonito título, ¿verdad?), lo escribió Lolita Bosch (la misma de la que hace ya varios años recomendaba por aquí Ahora, Escribo) y lo ilustró Rebecca Luciani.

El libro, de pequeño formato (24x15,más o menos), está lleno y relleno de colores, de animales y de estrellas, y de palabras. De palabras concatenadas, de palabras que caen y se elevan, de palabras disparatadas, de poesía.

Un libro para leer en voz alta, sola o en compañía, para reír, para deletrear, para soñar.

Un libro en el que se leen cosas como esta:

"Pero no lloran los cangrejos transparentes, porque no se acuerdan nunca de nada: '¿Quiénes somos?' , se preguntan los unos a los otros.
Y tampoco lloran los gatos.
Porque los gatos piensan que llorar no es bonito y son unos presumidos."


Y, ahora, para las otras recomendaciones, decirles que se pasen por Los Libreros Recomiendan porque allí verán que hay doce libros recomendados para este otoño, seis de ellos escritos por mujeres (¡que viva la paridad!) y los seis de autoras están disponibles, todos, toditos, en esta Librería.



Llueve. Qué mejor refugio que un hogar de libros?

¡Nos vemos!

jueves, 29 de enero de 2015

NUESTRA HERMANA AGUAFIESTAS, AMA ATA AIDOO

Título: Nuestra hermana aguafiestas
Autora: Ama Ata Aidoo
Traductora y prologuista: Marta Sofía López Rodríguez
Edita Casa África
pvp: 14,42€

Escrita y publicada en inglés en el año 1977 bajo el título de Our Sister Killjoy, llega ahora a nuestra lengua, gracias a la traducción de Marta Sofía López Rodríguez y a la colección de literatura de Casa África este texto indignado que remueve conciencias.

Abro la caja de libros y en cuanto lo encuentro sé que lo voy a leer: porque desde que se abrió esta librería he intentado acercarme a las voces de las escritoras africanas (no en vano la librería está en Canarias), porque Elena Medel tuvo a bien citarme en el artículo que publicó sobre La sorpresa de la literatura negra (¡gracias, Elena!), porque la contraportada habla de Sojourner Truth y de Audre Lorde, porque necesito un nuevo libro para usar bien el tiempo del tranvía, porque quiero.
Total, que meto el libro en el bolso y en el trayecto nocturno de regreso a casa me pongo a leer. Cuento con cuarenta minutos de tranquilidad relativa y decido empezar por el prólogo. Y leo, y releo, y vuelvo a leer. Dice Marta Sofía López Rodríguez que " el personaje de Ama Ata Aidoo, como seguramente ella misma, fue capaz, como ciudadana del mundo, de entender y denunciar que los males del continente se gestan, y llevan siglos gestándose, en un millar de sepulcros blanqueados salpicados por todo el 'Primer Mundo'. Dice que este texto supone una "sistemática deconstrucción , desde una perspectiva poscolonial y feminista (de) El corazón de las tinieblas (de Conrad)". Dice que Aidoo tiene un "feminismo innegociable y afrocéntrico". Dice tantas cosas, y todas tan interesantes, que llego a casa y no he empezado el relato. Y no me importa, porque por la mañana volveré a contar con los cuarenta minutos de tranvía, y por la noche de nuevo, como cada día.

Así que llega la mañana (la de ayer, para ser exacta) y entro en el tranvía con el libro preparado. Y empiezo el texto de Aidoo, y la mandíbula se me va tensando, y fijo la vista en cada palabra y me duelo cuando leo, y asiento, porque entiendo. Se acaba el tiempo y el libro queda a medias. Durante el día de trabajo repaso algunos párrafos:

"Hay un camino muy largo de casa a Europa.Un pasado cruel, un presente extraño, uno o dos grandes desiertos, un mar, un océano, varias lenguas de distancia, los aviones tienden puentes" (p.20)

De vuelta a casa, ya de noche, regreso al libro y lo termino. Decido que quiero recomendarlo y no sé cómo. No es una novela (no en sentido estricto), no es una historia con final, no es un ensayo. Es un texto rabioso y brillante, un diario de viaje con poemas, reflexiones, historias breves. Es un lúcido y demoledor alegato que hiere porque da voz a una sujeta mujer-negra-africana que no se conforma y habla, grita, reivindica.

Porque no todo es Europa, porque la igualdad aún es poco más que una palabra, porque la historia pesa: ¡léanla!

martes, 20 de enero de 2015

LUGARES DE LECTURA

Cuando, hace ya más de cinco años, esta librería era tan solo un embrión en la cabeza de su librera, un amigo desde Argentina me envió un mail sobre el oficio de librero, de librera, en el que me advertía:

“Un librero es casi un libro”, escribió en sus memorias el desaparecido Héctor Yánover, poeta, ex director de la Biblioteca Nacional y fundador de la Librería Norte. Argumentaba que se trata de un tipo de persona “que cuando descansa lee y cuando lee, lee catálogos de libros; cuando pasea, se detiene frente a las vidrieras de las otras librerías; cuando va a otra ciudad, otro país, visita libreros y editores”

Desde entonces cuando me enfrasco en los catálogos (todas las semanas de este bendito tiempo), cuando me descubro parada frente a otra librería, cuando el día de descanso semanal me siento en un sofá con un libro y le pido a mis hijos que me dejen leer tranquila, recuerdo a mi amigo Alejandro.

Es cansado esto de ser librera y es muy aburrido cuando la mesa se llena de facturas por ordenar, de libros por devolver, de pedidos para reclamar. Es apasionante esto de ser librera. Y es muy gratificante cuando la mesa se comparte con otras lectoras que cuentan, con amigas que nos descubren nuevos títulos, con catálogos que nos desatan la imaginación. Es íntimo cuando toca leer mezclando placer y oficio. Es desesperante cuando no se encuentra el tiempo necesario para una lectura detenida. Es soberbio cuando se halla el lugar para un nuevo libro.

De eso, de lugares y tiempos para los libros, va esta entrada dedicada a Alejandro Gelaz porque al fin la librera tiene dos sitios de lectura fijos: el tranvía y el fin de semana. Y de esos lugares, y de los libros que los ocupan irá esta nueva sección que hoy se inicia y que pronto se llenará de letras de tranvía y libros de fin de semana.

Mientras la librera que sigue teniendo el monstruo en su cabeza y cuida la librería ya nacida prepara la primera reseña en las vías solo resta desearles buenas lecturas y admitir que ser librera es apasionante.

¡Felices lecturas! Nos vemos en el tranvía.

lunes, 31 de marzo de 2014

EL LIBRERO DE PARÍS Y LA PRINCESA RUSA DE MARY ANN CLARK BREMER

Título: El librero de París y la princesa rusa
Editorial: Periférica
Año: 2014

Por aquello del privilegio de ser librera que alguna vez les he comentado, nos llega esta exquisitez. Todavía no ha entrado oficialmente para ser vendida (lo hará pronto), pero ya la hemos leído y Margarita ha hecho una crónica.

El librero de París y la princesa rusa, de Mary Ann Clark Bremer


Podría empezar este pequeño comentario haciendo una breve reseña biográfica de su autora, pero no es eso que quiero -al menos no en esta ocasión. Prefiero empezar recordando Una biblioteca de verano, la primera de sus novelas publicadas por Periférica, y luego, Cuando acabe el invierno, la segunda -publicada también por la misma editorial. Novelas cortas, como la que hoy nos ocupa, cortas pero de una intensidad propia de las caricias leves, aquellas que no parece que lo son y nos dejan, sin embargo, una sensación de permanencia capaz de desafiar al tiempo.

Si tuviera que definir esta novela elegiría dos palabras: delicada y delicia. María Moliner dice de la primera: "Aplicado a las obras humanas, de arte o de otra clase y, correspondientemente, a su clase de belleza, significa suavidad en las transiciones, falta de contrastes bruscos o angulosidades, en cuanto a la forma; dulzura y ternura en cuanto a los efectos reflejados o a la emoción despertado; primor y cuidado en los detalles". Y de la segunda: "Placer suave producido por cosas materiales o inmateriales, en los sentidos o en el ánimo". El librero de París y la princesa rusa es ambas cosas, delicadamente deliciosa y deliciosamente delicada. La narradora, testigo privilegiado de lo que no parece ser sino un contingencia vital más en el París de 196..., logra transmutar dicha contingencia en una necesariedad que trasciende la de las leyes de la naturaleza para imponerse como un rasgo propio e ineludible de la vida, pero eliminando a su vez de ella todo asomo de determinismo o de fijeza. ¿Quién es la princesa rusa? ¿Quién el librero de París? Personajes o personas sin pasado desvelado en la novela, con un futuro de ausencias en el que primará la permanencia pese al tiempo y el silencio. Personajes o personas cuyo  misterio sólo se desancla ante el único elemento permanente en medio de la fluidez que es consustancial a la vida: la belleza.

El librero y la princesa se aman a través de los libros, de la perenne belleza de los libros. Y lo hacen de tal modo que si una no los amara ya, empezaría a hacerlo nada más acabar de leer esta novela. Pero porque una ya los ama quiere encontrar La petite maison, de De Bastide, y quiere volver a leer a Diderot, y entiende esa sublime complicidad que proporciona el recomendar y compartir lecturas, el instalarse de pronto en esa atemporalidad donde, a través de la belleza, el amor no sólo es simétrico sino sobre todo transitivo.

"No he visto encuadernación más delicada ni estampas más perfectas, con un color como de acuarelas puras, que las de aquel librito. Se trataba de una edición inencontrable, según el Librero, de uno de los mejores relatos, el favorito de la Princesa -y también el mío-, de De Bastide, La petite maison.
La cubierta, de tela, era roja, y resultaba tan placentero pasar la mano sobre ella, que daba la impresión de estar estrechando otra mano, una mano amiga y tibia. Las guardas, de un color que iba del verde oscuro al negro y que no puedo definir de otro modo, parecían haber sido pintadas también a la acuarela, por sus aguas y por sus transparencias. La tipografía, delicada y bien delineada, procedía, seguro, de alguna de las familias esculpidas por el maestro Garamond" (p.26)

Lirismo, elegancia, sobriedad, son algunos de los rasgos con los que se caracteriza la escritura de Mary Ann Clark. Hago mía la descripción anterior -de la autora- para definirla yo. Vale para sus anteriores obras, pero sobre todo vale para El librero de París y la princesa rusa. Procedan a llerla. Si quieren, como en la foto, con música. Si prefieren, con la que el silencio trae. Pero léanla.

Gracias a la librera por hacernos accesibles estas joyas. Gracias a Periférica por publicarlas.




domingo, 23 de marzo de 2014

MOON TIGER, PENELOPE LIVELY


Autora: Penelope Lively
Título: Moon Tiger
Traducción: Pepa Linares
Ilustración de cubierta: Sara Morante
Editorial Contraseña
Año 2014
PVP (en Canarias): 17,79€

Penelope Lively  es una novelista británica nacida en El Cairo el año 1933, licenciada en Historia en el St. Anne's College de Oxford y autora de más de cincuenta obras entre novelas, relatos, libros infantiles y ensayos. 
En los últimos años la Editorial Contraseña (no me canso de decir que es una editorial exquisita) ha publicado dos de sus novelas, traducidas por Pepa Linares: La fotografía y Moon Tiger. Y las dos son magníficas.

Moon Tiger me atrapó desde la primera página y si tuviera que definirla con una sola palabra diría que es una novela inteligente. Les cuento:
La protagonista se llama Claudia y es una historiadora heterodoxa que está muriéndose en un hospital londinense y decide escribir una historia del mundo. Así lo expone en el inicio de la novela:

"-Estoy escribiendo una historia del mundo- dice Claudia.
     La enfermera detiene un instante las manos y baja la mirada hacia esta anciana, esta mujer anciana y enferma.
     -Bueno, vaya por Dios -dice la enfermera-. No parece cosa de poco, ¿verdad?
     Y vuelve a sus tareas, levanta, estira, alisa...
     -Aúpa un poquito, querida, muy bien... Luego le traigo una taza de té.

     Una historia del mundo. Para rematar. Y por qué no..." (p.9)

Y así lo hace en las 272 páginas de la novela porque  una historia del mundo, al fin, no es más que la historia de una vida. Ni menos.Y la historia de Claudia es la historia de una mujer fuerte, autónoma, profesional, madre, hermana, esposa, amante. La historia de una historiadora que se plantea dudas respecto a la exposición cronológica de los acontecimientos y nos habla de la simultaneidad de los recuerdos (interesantísimos planteamientos que revelan el conocimiento que la autora tiene de esta disciplina). La historia de deseos públicos y ocultos, de desiertos que fueron mares, de guerras siempre sin sentido, de abandonos y de lealtades, de relaciones familiares, de conflictos y de pactos. La historia del tiempo vivido.

Una historia de bello y simbólico título en la que Penelope Lively recrea la vida en Egipto durante la Segunda Guerra Mundial (Claudia logra convertirse en reportera de guerra), plantea los problemas centrales de las relaciones familiares (el de la madre con su hija, el de la hermana con la cuñada, el de la mujer con...), discute la objetividad de los acontecimientos (la muerte no es la misma en el papel que en la carne) y hace un espléndido canto a la paz. 

Y es que Moon Tiger es, para mí, un alegato lúcido y sensible que nos obliga a replantearnos muchas de las explicaciones que damos por válidas a diario y a aceptar nuestras responsabilidades como sujetos (sujetas) activos en la historia del mundo, porque necesitamos dotar a la vida de sentido aunque no siempre lo tenga.

     "Me pediste que le diera sentido. Imposible. Tu voz suena ahora más fuerte que la historia que conozco... o que creo conocer. Sé lo que ocurrió después; sé que se expulsó a Rommel de África y que ganamos la guerra. Sé todo lo que siguió. Esta secuencia desapasionada explica -o lo pretende- por qué estalló la guerra, cómo evolucionó y cuáles han sido sus efectos. No me parece que en todo esto haya lugar para tu experiencia..., cruda y sin adornos. Está en otro plano. No puedo analizarla, diseccionarla para extraer conclusiones y elaborar argumentos. Tú me hablas de gacelas, de muertos, de armas y de estrellas, de un joven que se asustó; y para mí no hay crónica de los hechos más clara que la tuya, pero no puedo darle sentido, quizá porque no lo hay. Sería más fácil si creyera en Dios, pero no creo. Cuando oigo tu voz, lo único que pienso es que el tiempo pasado ocurrió de verdad, cosa que me pasma y me eleva al mismo tiempo. Necesito del pasado y te necesito a ti, y a Gordon, a Jasper, a Lisa, a todos. Solo puedo explicar esta necesidad mediante una extravagancia: con mi historia y con la historia del mundo. Porque, si no formo parte de todo, es que no soy nada:" (p.267)

Moon Tiger es una historia caleidoscópica, porque es una historia de cuerpo vivo. Si les gusta la historia no dejen de leerla.

¡Gracias, Contraseña!




martes, 11 de marzo de 2014

NO TAN INCENDIARIO, MARTA SANZ

Autora: Marta Sanz
Título: No tan incendiario
Editorial: Periférica
Colección: Pequeños tratados, 15
Año: 2014


Viernes 28 de febrero
El cartero entra en la Librería con un sobre de la editorial Periférica. Le doy las gracias y espero a que se vaya para abrirlo. Lo hago con ansiedad pero despacio, sabiendo que su contenido me va a sorprender gratamente.
Dentro del sobre un pequeño libro de la colección Pequeños tratados (la misma en la que se publicó el Ahora, escribo de Lolita Bosch). Toco el libro con cuidado, leo la contraportada, lo huelo. Se titula No tan incendiario y su autora es Marta Sanz. Decido llevarlo a casa para leerlo el fin de semana.
Domingo 2 de marzo
Me despierto temprano a mi pesar. pongo el café al fuego y saco el libro de su bolsa. Todo lo que he leído de Marta Sanz me ha gustado. Me gustó su poesía en Perra mentirosa (mi primer acercamiento a la autora). Me encandiló el análisis de La polilla y la herrumbre de Cholmondeley que publicó en La tormenta en un vaso. Me hizo devota de sus letras cuando leí Daniela Astor y la caja negra (quienes tengan más de cuarenta años no deben perdérsela. Tampoco quienes tengan menos).
Me sirvo el café y empiezo a leer. La introducción me dibuja una sonrisa:

"Estos pensamientos -soflamas al margen de cualquier cautela- responden a la incertidumbre y a cierta sensación de malestar: a la imposibilidad de estar conforme. No son un discurso superpuesto que justifique mi trabajo como escritora. Incluso a veces estos escritos corrigen mi producción literaria. La ponen en tela de juicio. O quizá es al revés y mi producción literaria discute con mi discurso sobre la literatura." (p.8)

Subo los pies al sillón antes de sumergirme en el primero de los ocho capítulos en que se estructura el texto-collage. Lleva por título Una propuesta de abajo arriba y encontramos referencias a Balzac y a Mario Testino (primera visita a la enciclopedia, menos mal que la puse cerca), a Moro y a Huxley, a Javier Cercas y a José Luis Cuerda. Una cascada de preguntas inunda la página y, de pronto, las preguntas sobre las ingles en la película Amanece que no es poco. ¡Una genialidad!

Enciendo un cigarro. El segundo capítulo se titula Presupuestos para un debate. Dieciséis reflexiones con tres ilustraciones (textos ilustrativos, ejemplos). Leo y releo. Asiento como una colegiala asombrada ante una profesora docta. Anoto en la libreta:

"6. Quiero escuchar a los que tienen algo que decir porque lo han pensado dos veces. Porque han sudado tinta. Porque no basan su conocimiento en la maldad o la ocurrencia. Siento nostalgia del antiguo catedrático de griego y de la profesora que, en 1º de BUP, se ensuciaba la pechera de tiza dibujando un cuadro sinóptico -las llaves eran casi perfectas caligráficamente hablando-, de las escuelas presocráticas (...) Contradigo el buenrrollismo de Ignacio Sánchez-Cuenca que se felicita por la desaparición, propiciada por el acceso al dato en internet, de la ancentral especie de los eruditos." (pp.26-27)

"10. Toda la cultura encarna un posicionamiento ideológico." (p. 30)

"11. Las formas culturales con apariencia de neutralidad -formas blancas, formas ensimismadas en la cultura sacramental del arte por el arte, formas de primera comunión- son las que entrañan mayor peligro -si, peligro: existe una cultura de alambrada electrificada." (p.30)

"12. La cultura no es algo secundario ni se puede separar del trabajo político. La cultura popular no es lo mismo que la cultura basura." (p.31)

Dejo el libro sobre la mesa un instante. Respiro hondo, enciendo otro cigarro y me planteo dejar de anotar por el momento (si sigo así necesitaré más de una libreta). Me reacomodo en el sillón y me adentro en el trecer capítulo (Cultura de izquierda). En el sexto fragmento Marta Sanz hace un apunte tragicómico sobre el robo del lenguaje refiriéndose al uso que la cadena ultraderechista Intereconomía hace de la sintonía de Paco Ibáñez sobre un poema de Gabriel Celaya. Me cabreo. pienso en mi madre y en su amor por Celaya. Me alegro de que no pueda enterarse de esto.

Y sigo leyendo. El capítulo cuarto (Diagnóstico) me arranca varios oles (¿olés?) Qué inteligente me parece esta autora, qué certera, y qué valiente. La ilustración 9, dedicada a la lectura en 72 horas de la trilogía Millennium me despierta una risa alegre: no todo está perdido.

Me gusta leer. Leo y releo este texto No tan incendiario. A partir de la página cincuenta no me resisto y hago la lectura en voz alta: la comparto, la debato, anota cuidadosamente cada referencia, cada cita, cada película, cada poema.

Capítulo quinto: ¿Por qué hoy los artistas no militan? Capítulo sexto La novela hoy. Capítulo séptimo El espacio conflictivo del ensayo. Capítulo octavo Marx y la literatura (sí, Marx, aquel al que tanto y tantos leímos en otros tiempos. Y sí, la autora se atreve a nombrarlo en un título).

Termino el libro. Tengo ganas de salir a coger aire pero se acerca la hora de la comida. Enciendo la radio y me voy a la cocina. Mientras pico la verdura le pido a mi compañera que me relea algunos trozos: ¿qué decía de la literatura política? ¿puedes releerme las referencias a Belén Gopegui? ¿me lees otra vez la parte del ebook?

Después de comer salimos a pasear y seguimos hablando del libro. Quiero recomendarlo y no sé cómo hacerlo. Da para muchas conversaciones. Está hecho de inteligencia, de conocimiento y de vida. O tal vez, como dice la autora en la conclusión del prólogo:

"Es un poema. Este texto. Por eso, a menudo, rima y no está pensado para discutir." (p.8)

En cualquier caso, si les gusta leer, léanlo. Yo solo puedo agradecerle a Marta Sanz que lo haya escrito y a Periférica que lo haya publicado. ¡Es un broche de oro!